La Historia de Ingelia

El proceso de carbonización hidrotermal (HTC) fue descrito inicialmente por Friedrich Bergius en 1913, pero su aplicación industrial no fue desarrollada por el inicio de la época del petróleo. La aplicación del proceso HTC para tratamientos de residuos de biomasa fue investigado y desarrollado por el Prof. M. Antonietti del Max Planck Institute of Colloids and Interfaces (MPI) recientemente, publicando sus resultados en 2006. En la actualidad Ingelia mantiene un acuerdo de colaboración científica con el Instituto de Tecnología Química (ITQ) de la Universidad Politécnica de Valencia, capitaneado por el profesor Avelino Corma (CSIC). A fecha de hoy, el proceso resulta ser una opción válida para el tratamiento de diversos tipos de biomasas, tanto para todos los tipos de biomasa de origen vegetal (jardinería, forestal, agrícola,…) como también residuos orgánicos urbanos y fangos de depuradoras de agua. A finales de 2005 se fundó oficialmente INGELIA. El objetivo de la empresa es desarrollar la Tecnología de Carbonización Hidrotermal y adoptarla a escala industrial. A partir de 2007, gracias a la colaboración científica con el Instituto de Tecnología Química (ITQ) de la Universidad Politécnica de Valencia, liderado por el profesor Avelino Corma (CSIC), Ingelia inició el desarrollo y patento su avanzada planta industrial HTC.

En el 2010, Ingelia finalizó en septiembre la instalación de su primera planta industrial HTC, capaz de procesar anualmente 6.000 toneladas de residuos orgánicos, ubicada en Valencia, España. Desde 2010, Ingelia trabajó para optimizar y desarrollar su tecnología HTC patentada, convirtiendo la planta industrial en una atractiva oportunidad comercial.

En el 2013, Ingelia fue financiada por la Comisión Europea para poner en marcha el proyecto FP7 “NEWAPP”. Este proyecto de tres años, permitió a Ingelia demostrar la eficiencia de su planta como tecnología de procesamiento industrial de residuos orgánicos, capaz de valorizar una amplia gama de sustratos, desde restos vegetales hasta residuos orgánicos municipales y lodos de depuradora, en biocombustible sólido de alto valor añadido y fertilizantes líquido.

A partir de 2014, Ingelia ha estado trabajando en una expansión comercial fuerte y eficiente, con el fin de exportar su tecnología HTC a otros países, tanto de la UE como de fuera. Las dinámicas unidades de negocio de Ingelia están operando en Italia, Reino Unido, Canadá, Bélgica, Polonia y Portugal.

En el 2015, Ingelia instaló un segundo reactor HTC duplicando la capacidad de la planta existente. La planta de capacidad de 14.000 Tn/año está operando actualmente en Valencia, España.

En el 2017, Ingelia, gracias a su socio CPL Industries, comenzó a construir su tercer reactor industrial HTC en una nueva planta. El reactor, ubicado en el Reino Unido, se pondrá en funcionamiento en 2018.